Saca el máximo partido a la Gestión de activos

Saca el máximo partido a la Gestión de activos

Para sacar el mayor rendimiento a la gestión de activos, el uso de tecnología eficaz para el control, la gestión y el análisis del mantenimiento superará tus expectativas a la hora de tomar decisiones en tiempo real. En sectores que tradicionalmente operan con actividad desplazada, llevar a cabo un buen seguimiento de las acciones realizadas por el personal técnico de campo, resultará más sencillo si se implanta un software de gestión de activos que canalice toda la información y la monitorización de las tareas alcanzadas. 

Determinar los factores clave de desarrollo y mejora como base de una buena estrategia de gestión de activos, con ayuda de la tecnología de transformación digital, aumentará la productividad y el ahorro en costes. Los factores más importantes a tener en cuenta en la estrategia para gestionar activos son:

Reduce la confusión y mejora la eficiencia

Centralizar todas las mediciones para garantizar el desempeño productivo de los activos en una sola plataforma, permite condensar toda la información procedente de todos los sistemas de información existentes en la empresa y manejar datos sin confusión en tiempo real.

Es muy común ver en algunas empresas un software diferente para controlar, gestionar, comunicar o reportar la gestión de activos, o incluso planillas para administrar su supervisión, lo cual tiende a crear mucho papeleo y cierta confusión.

Una solución de software de gestión de activos pensada para realizar labores de campo generará rápidamente la información que necesita la persona que lleve a cabo las tareas de mantenimiento y el reporte e informes en tiempo real, reduciendo la confusión y mejorando la eficiencia en la gestión.

Gestiona eficientemente el trabajo pendiente

La gestión de tareas lleva a los indicadores de desempeño, es otro aspecto importante de esta estrategia. La monitorización del desempeño ayudará a mantener bajo control la gestión eficiente de los recursos empleados.

Establecer indicadores de desempeño confiables son la base en toda estrategia de gestión de activos. Los indicadores pueden dividirse según su tipología en:

  • Indicadores de productividad.
  • Indicadores de eficiencia.
  • Indicadores de eficacia.
  • Indicadores de capacidad.
  • Indicadores de calidad.
  • Indicadores de beneficio.
  • Indicadores de rentabilidad.
  • Indicadores de valor.
  • Indicadores de competitividad.

Los indicadores de desempeño proporcionarán las mediciones exactas para determinar que las tareas pendientes se desarrollan de acuerdo con los estándares elegidos por la organización, ya puede ser en base a una norma ISO, estándares y auditorias o inspecciones internas.

Planifica las actividades de mantenimiento

Ninguna estrategia de gestión de activos exitosa funciona sin un plan de mantenimiento que la mantenga. Todos los activos de la empresa precisan mantenimiento, ya sea mantenimiento preventivo, correctivo, técnico u otro.

Para realizar una buena gestión de activos, planifica el mantenimiento preventivo en relación a intervalos de tiempo, lecturas y mediciones con el objetivo de monitorizar el estado del activo y anticipar con precisión las necesidades de mantenimiento, además de registrar todas las actividades y costes, ahorrar tiempo y optimizar recursos.

La precisión está en la medición

Para aumentar el rendimiento del activo y garantizar la consistencia del servicio técnico, es preciso planificar los procesos y despachar las tareas necesarias para recopilar las mediciones exactas de los activos a pleno rendimiento.

Eso significa programar, documentar, planificar, analizar y ejecutar calibraciones en sus medidores, equipamientos de test, dispositivos y estándares de medición.

Utiliza el Software adecuado

Utiliza el software adecuado con la configuración de funcionalidades que mejor se adapte a la estrategia efectiva de gestión de activos. La movilidad es un factor muy importante a tener en cuenta y gestionar las incidencias en tiempo real permitirá aumentar la productividad haciendo más con menos recursos.

Los programas de gestión de tareas permiten acelerar el análisis de datos y traducirlos en acciones concretas para eliminar el origen de las incongruencias, reduciendo así el impacto que pueda suponer en la cadena de producción, al igual que su posible recurrencia en el tiempo, utilizando como herramienta el propio terminal móvil.

Crear procesos de gestión específicos aportará solidez y agilidad para alcanzar los objetivos. Un software para la gestión de activos servirá para:

Analiza el verdadero rendimiento de tu negocio

Una buena estrategia de gestión de activos hará aumentar el desempeño y la productividad del negocio, evitando caer en errores del pasado, abordando con anticipación las acciones preventivas, detectando puntos de mejora y optimizando la eficiencia del personal desplazado encargado de las acciones de mantenimiento.

Optimiza el uso y el desempeño de los activos con costes operacionales más bajos, eliminando parones no planificados y sacando el máximo partido a la gestión de activos de la empresa 🙂